Deoleo. Vocación internacional orientada a la calidad.

Vocación internacional orientada a la calidad

bg-slideAceiteOlivaInterna

Certificaciones

Foto_21

Los criterios de calidad que se aplican normalmente al aceite de oliva virgen vienen definidos por:

– Determinantes químicas como: grado de acidez, estado de oxidación, detección de rastros anómalos, etc.

– Análisis sensorial de sus características organolépticas (olor, sabor, textura), cualificando sus atributos positivos y negativos.

Es importante destacar que la acidez no se refiere a lo que solemos entender habitualmente por “ácido”. Como parámetro químico la acidez se refiere al porcentaje de ácidos grasos libres que contiene el aceite, expresado en ácido oleico. El grado de acidez es una pauta para catalogar pero no guarda ninguna relación con el sabor.

Los aceite de oliva se clasifican según su categoría como:

Aceite de oliva virgen extra, de sabor y olor absolutamente irreprochables, su valoración organoléptica alcanza la puntuación de 6,5 y su acidez es menor o igual a 1º.

Aceite de oliva virgen, de sabor y olor irreprochables, su valoración organoléptica es superior a 5,5 y su acidez es menor o igual a 2º.

Aceite de oliva corriente, cuya valoración organoléptica no supera el 3,5 y su acidez es menor o igual a 3,3º.