Deoleo. Vocación internacional orientada a la calidad.

Vocación internacional orientada a la calidad

Grados de acidez/Color

El aceite obtenido en la almazara lo podemos clasificar según su acidez en aceite virgen extra, aquel que su acidez es igual o menor a 0,8; aceite de oliva virgen, el que su acidez es igual o menor a 2 y aceite de oliva lampante, acidez superior a 2.
Tanto el aceite de oliva virgen extra como el virgen son aptos para el consumo directo, el aceite lampante necesita ser refinado para poder ser consumido. De la mezcla de aceites vírgenes y refinados se obtiene el llamado Aceite de Oliva
Existen dos procesos para la refinación del aceite de oliva lampante, uno es la llamada refinación química y el segundo es la refinación física.
La refinación química consiste en la eliminación de los ácidos grasos libres mediante una neutralización alcalina. La refinación física, elimina estos ácidos grasos libres mediante destilación al vacío y arrastre de vapor. Deoleo, para la elaboración de su aceite de oliva utiliza únicamente la refinación física.
Podríamos decir que por sus características organolépticas y químicas, los aceites de oliva vírgenes extra y vírgenes son óptimos para su uso en crudo y los aceites de oliva (mezcla de aceites vírgenes y refinados) son más adecuados para fritos.
Desde el día 1 de noviembre de 2003 las denominaciones de los distintos tipos de aceite de oliva dentro la Unión Europea son las siguientes:

Aceites de oliva vírgenes: aceites obtenidos a partir del fruto del olivo únicamente por procedimientos mecánicos u otros procedimientos físicos, en condiciones que no ocasionen la alteración del aceite y que no haya sufrido tratamiento alguno distinto del lavado, la decantación, el centrifugado y la filtración, con exclusión de los aceites obtenidos mediante disolvente, mediante coadyuvante de acción química o bioquímica, o por procedimiento de reesterificación y de cualquier mezcla con aceites de otra naturaleza.
Estos aceites serán objeto de la clasificación exhaustiva y de las denominaciones siguientes:
Aceite de oliva virgen extra: aceite de oliva virgen con una acidez libre, expresada en ácido oleico, no supera 0,8 grs. por cada 100 grs. y cuyas demás características son conformes a las establecidas para esta categoría.
Aceite de oliva virgen: aceite de oliva virgen con una acidez libre, expresada en ácido oleico, como máximo de 2 grs. por cada 100 grs. y cuyas demás características son conformes a las establecidas para esta categoría.
Aceite de oliva lampante: aceite de oliva virgen con una acidez libre, expresada en ácido oleico, superior a 2 grs. por cada 100 grs. y cuyas demás características son conformes a las establecidas para esta categoría.
Aceite de oliva refinado: aceite de oliva obtenido mediante refino de aceites de oliva vírgenes, cuya acidez libre, expresada en ácido oleico, no podrá ser superior a 0,3 grs. por 100 grs. y cuyas otras características son conformes a las establecidas para esta categoría.
Aceite de oliva: aceite que contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes.
Aceite de orujo de oliva crudo: aceite obtenido a partir del orujo de oliva mediante tratamiento con disolvente o por medios físicos, o que corresponda, con excepción de algunas características determinadas, a un aceite de oliva lampante; con exclusión de los aceites obtenidos por procedimientos de reesterificación y de cualquier mezcla con aceites de otra naturaleza y cuyas características son conformes a las establecidas para esta categoría
Aceite de orujo de oliva refinado: aceite obtenido mediante el refino de aceite de orujo de oliva crudo, cuya acidez libre, expresada en ácido oleico, no podrá ser superior a 0,3 grs. por 100 grs. y cuyas otras características son conformes a las establecidas para esta categoría.
Aceite de orujo de oliva: aceite constituido por una mezcla de aceite de orujo de oliva refinado y de aceites de oliva vírgenes distintos del lampante, cuya acidez libre, expresada en ácido oleico, no podrá ser superior a 1 grs. por 100 grs. y cuyas otras características son conformes a las establecidas para esta categoría.

De los tipos de aceite mencionados anteriormente, sólo el aceite de oliva virgen extra, el aceite de oliva virgen, el aceite de oliva y el aceite de orujo de oliva se presentan directamente al consumidor final. El resto se comercializan solamente a granel.