24 de agosto de 2015

El precio del aceite de oliva, en su nivel más alto en los últimos diez años

Las expectativas de una escasa cosecha en España, el principal productor mundial, presionan al alza el precio del aceite en los mercados internacionales. La sequía del año pasado en España, que redujo a menos de la mitad la producción de aceite de oliva y los problemas sufridos en Italia, segundo productor mundial, donde una bacteria causó daños en grandes áreas de olivares, desplomando también su producción, han provocado un fuerte encarecimiento del precio del aceite. Los precios mayoristas para el aceite de oliva virgen superaron los 4,099 euros por tonelada en la tercera semana de agosto, un incremento superior al 60% respecto a un año antes. En lo que se refiere a los precios al por menor, un análisis de Euromonitor señala que se han incrementado alrededor de un 10% en todo el mundo en los últimos doce meses. La producción global para la campaña 2014/15 descendió un 29%, según datos del Comité Oleícola Internacional (COI), factor que contribuyó a situar el precio del aceite de oliva en su mayor nivel desde febrero de 2006, es decir, el precio más alto de casi una década. Además, la ola de calor de este verano ha afectado a las cosechas europeas y ha suscitado inquietud ante la posibilidad de que España, que produce alrededor del 45% del aceite de oliva en todo el mundo, registre de nuevo una cosecha escasa. Si fuera así, el precio del aceite de oliva podría seguir subiendo en los próximos meses.