04 de junio de 2014

Las exportaciones de aceite de oliva crecen un 80% en lo que va de campaña

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) presentó a finales de mes de mayo el informe de situación de los mercados del aceite de oliva y de la aceituna de mesa a 30 de abril, del que se desprende que las exportaciones (con datos todavía provisionales para abril) alcanzaron 611.200 toneladas en lo que va de campaña, lo que supone un aumento del 80% respecto a la anterior y del 44% en relación a la media de las cuatro últimas. Según este estudio, la media mensual de salidas de este periodo fue de 87.310 toneladas; mientras que las importaciones (con datos también provisionales para el mes de abril) se estimaron en 30.400 toneladas. Por otra parte, la producción de aceite en esta campaña fue de 1.768.100 toneladas, con un incremento del 188% respecto al volumen obtenido en la anterior y un 41% superior a la media de las cuatro últimas. La aceituna molturada alcanzó 8.667.056 toneladas, con un rendimiento medio del 20,23% (1,86 puntos por encima de la campaña precedente y un 0,84% por debajo del rendimiento de hace dos campañas). Asimismo, el mercado interior aparente alcanzó la cifra de 337.200 toneladas, con un incremento del 20% respecto a los datos de la campaña pasada, y de un 5% en relación a la media de las cuatro precedentes. La media mensual de salidas de estos siete meses fue de 48.170 toneladas. Así, la comercialización total de aceite de oliva (mercado interior aparente más exportaciones) se situó en 948.400 toneladas, lo que supone un ascenso del 53% respecto a la campaña anterior y del 27% en relación a la media de las cuatro últimas. Según la AICA, las salidas de aceite envasado representan el 51% del total comercializado en el mes de abril y el 49% del total de campaña. En cuanto a las existencias, el volumen total es de 1.150.800 toneladas, cantidad que se ha incrementado en un 13% respecto a la media de las cuatro campañas anteriores. En las almazaras se almacenan 935.600 toneladas, lo que supone un aumento del 11% respecto a la media de las cuatro precedentes, mientras que en las envasadoras, refinerías y operadores se conservan otras 215.200 toneladas.