Deoleo. Vocación internacional orientada a la calidad.

Vocación internacional orientada a la calidad

Friol, Maya & Giglio Oro

otrasMarcas1

otrasMarcas2

otrasMarcas3 alignnone

otrasMarcas4

gigli-oro-logo

otrasMarcas3

gigli-oro-logo

otrasMarcas3

Friol frie crujiente y seco

Cuando en 1985 salió Friol al mercado en Italia como el primer aceite de oliva específico para freír, nació un nuevo tipo de producto en el segmento de los aceites de semillas.

Las ideas triunfadoras tras este gran éxito han sido: importantes inversiones en publicidad de la televisión, un eslogan moderno y potente con un tono cómico que aún hoy se emplea: “Friol fríe crujiente y seco”. Es simple, ocurrente y hace alusión directa a freír como Friol.

El factor estético ha desempeñado un papel decisivo: la botella roja de plástico, el tapón amarillo y las patatas fritas y la gamba de la etiqueta.

A pesar de las tentativas de imitación, Friol se mantiene como líder del segmento de aceites para freír, así como en el mercado de los aceites de semillas. Es reconocido y cotizado por los consumidores que aprecian su singularidad y los resultados obtenidos.

Se encuentra en los puntos de venta en botellas de 1 L. y de 2 L., aunque también tiene una fuerte presencia en el sector HORECA, en formato de botella de plástico de 5 L y dos tipos de lata; de 10 y 25 L.

Maya: Aceite de semilla de maiz

Maya es una marca de aceite de semillas distribuida en los puntos de venta de Italia y con presencia únicamente en el sector del aceite de maíz, que representa cerca de un 20% del volumen total y un 24% del valor del mercado de aceite de semillas.

En el sector del aceite de maíz, Maya es la segunda marca después del líder histórico, Cuore.

Unilever lanzó Maya en la década de los 80.

En los años 90, la publicidad del producto lo situó como un producto “fitness”; un concepto menos médico que el empleado por su principal competidor, Cuore.

Hacia el final de 2008, Deoleo compró la marca Maya.

En 2011 se ha actualizado el aspecto del producto con un cambio de envase y de diseño que se materializa en una botella con sleeve. Maya se vende generalmente en botellas de 1 L., aunque desde hace poco se ha introducido una botella de 2 L. por motivos estratégicos.

GIGLIO ORO, el especialista del aceite de semillas

Giglio Oro es la marca especialista de aceite de semillas que ofrece una gama completa que se adapata a cada uso.

– Aceite de Maíz Obtenido a partir de Maíz no Ogm. Ligero y saboroso, es particularmente adecuado para platos en frios. En la cocina resiste bien altas temperaturas.

– Aceite de Girasol. Giglio Oro Girasol es una fuente natural de Vitamina E. Resiste bien en la cocina, es un condimento delicado en platos frìos, y particularmente adecuado para preparar mayonesa, verduras en aceite y salsas delicadas, para freir y para todos los usos.

– Aceite de Cacahuete. El cacahuete es adecuado para todos los usos en cocina, tanto en la cocina frìa y caliente, también es ideal para fréir.

– Friggibene. Es el aceite de semillas adecuadas para fritos crujientes con un buen aroma. Por su composición especial y equilibrads, Friggibene es muy estable a altas temperaturas. Gracias al aceite essential de cilantro, no deja malos olores y no cambia el sabor a los platos lo que les da un aroma único. Es adecuado tanto para sartén como para freidora.

En 2016 la gama ha sido rediseñada introduciendo una nueva botella aún más ergonómica moderna e impactante.
Los productos Giglio Oro, además del tamaño de 1L, están disponibles también en botella de 5 litros.

Louit: Inspiración para tus platos

Los productos Louit contienen la fórmula perfecta que combina innovación y tradición. La mejor materia prima que da lugar a vinagres, cremas de vinagre y mostazas de excelente calidad que darán un toque único a ensaladas, vinagretas, marinados y salsas.

Louit ofrece con sus seis variedades de vinagre un amplio abanico de sabores para todos los gustos (balsámico blanco, balsámico de Módena, de manzana ecológica, de vino al estragón, de vino de Rioja y de Jerez Reserva); dos cremas de vinagre para los paladares más dulces (crema de vinagre balsámico de Módena y crema de vinagre al Pedro Ximénez) y tres mostazas únicas que redondean todo tipo de platos (antigua, Dijon y Diáfana al estragón).

Productos básicos en la despensa de cualquier amante del sabor. Desde 1825 hasta el siglo XXI con un sabor y naturalidad inconfundibles
.