22 de agosto de 2019

Aumenta el consumo de aceite de oliva

Los españoles son uno de los principales consumidores de aceite de oliva del mundo y su consumo continua en aumento, siendo el año pasado testigo del mayor salto en el consumo desde 2011. Deoleo, fabricante y distribuidor de aceite de oliva de alta calidad, ha recibido esta noticia con gran orgullo y satisfacción.


El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Pesca de España calculó que el consumo doméstico de aceite de oliva virgen y virgen extra aumentó un 9,2% y un 7,2%, respectivamente. Los hogares con hijos son los que concentran la mayor proporción del consumo, seguido de parejas adultas sin hijos y jubilados.


Según el último informe sobre el consumo de alimentos, el consumo de aceite de oliva en España aumentó un 3,47% en 2018, el mayor incremento desde 2011. En conjunto, el ministerio estimó que el aceite de oliva representaba casi dos tercios (64,9%) de todo el aceite vegetal consumido en España el año pasado.

Daniel Lawson informó recientemente en la publicación comercial Olive Oil Times, citando fuentes de la industria y del gobierno, que una razón clave en el aumento del consumo es que los precios del aceite de oliva han experimentado una caída dramática en los últimos tiempos.


La Unión de Uniones afirma en su página web que el crecimiento del consumo se debe al descenso de los precios “así como a un mayor conocimiento e información por parte de los consumidores de los beneficios del aceite de oliva virgen extra”. Por su parte, la Unión de Sindicatos de Agricultores y Ganaderos de España cree que el aumento en el consumo también se debe a que los compradores son más conscientes de los beneficios para la salud que aporta el aceite de oliva al mismo tiempo que acreditan una mejor educación sobre los beneficios de una dieta con aceite de oliva.


El informe del ministerio señalaba además que, a pesar de la caída de los precios, el valor del aceite de oliva comprado por los españoles aumentó ligeramente, y en particular el del aceite de oliva virgen, que aumentó un 3,8% y el del aceite de oliva virgen extra, un 2,5 por ciento.