11 de junio de 2019

España, líder en agricultura ecológica

Deoleo, fabricante del mundialmente famoso aceite de oliva Carbonell, contribuye al auge de la agricultura ecológica.

La industria española de aceite de oliva, con Deoleo como uno de sus principales colaboradores, se enorgullece tras la publicación de informes recientes que subrayan su determinación por conservar y proteger el medio ambiente.

España lidera los países de la Comunidad Europea en términos de porcentaje de hectáreas destinadas al cultivo ecológico, por encima de Italia y Francia. En el país ibérico, el cultivo olivarero ocupa 195.114 hectáreas.

Carbonell Ecológico. Deoleo

Deoleo, siempre en pro del medio ambiente y buscando satisfacer las necesidades de los consumidores que cada vez demandan más garantías sobre el origen de su producción y la consecución de cero residuos, es el orgulloso productor de Carbonell Ecológico.

El aceite de Oliva Virgen Extra Carbonell Gran Selección Ecológico es obtenido exclusivamente de aceitunas cultivadas según las normas de agricultura ecológica. Además de cumplimentar procesos internos de calidad -aún más exigentes que la norma, Carbonell Gran Selección Ecológico cuenta también con el certificado ecológico emitido por el organismo de control. Se presenta en una botella de vidrio de color oscuro que además de preservar todas sus propiedades, permite ser reciclada.

Del mismo modo, el Aceite de Oliva Carbonell Ecológico 0,4 es un producto obtenido de la agricultura ecológica y elaborado solamente mediante procesos físicos. La agricultura ecológica emplea sustancias y procesos naturales respetuosos con el medio ambiente que “busca responder a una tendencia del consumidor y aportar valor a la categoría de aceite refinado” señala Francisco Rionda, director de marketing operacional de Deoleo en España.

Carbonell Gran Selección Ecológico y Carbonell 0,4 ecológico son el mejor ejemplo de una marca de confianza y de alta calidad respaldada por su historia y tradición que, sin embargo, siempre está dispuesta a modernizarse de acuerdo a las preferencias y las crecientes expectativas de los compradores.

Con ambas variedades, los consumidores disfrutarán de la sorprendente versatilidad del aceite de oliva en la cocina, al mismo tiempo que pueden sentirse orgullosos de contribuir a la conservación y sostenibilidad de nuestro medio ambiente.