25 de agosto de 2018

Salmorejo

Servida fría con el mejor aceite del mediterráneo (AOVE), de color rojo intenso por tomate, con el alimento básico de todas las civilizaciones (el pan), con el ingrediente conocido por su acción como antibiótico natural (el ajo) y el único vino agrio que puede ser ingerido con agrado (el vinagre); el “Salmorejo” es por derecho propio, una de las recetas esenciales de la gastronomía española.


  • 1 Kg. de Tomates (de pera maduros y muy rojos)
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 cucharada de sal
  • 200 gr. de miga de pan (del día anterior en remojo)
  • 25 gr. de vinagre
  • 100 gr. de Aceite Virgen de Oliva
  • 3 Huevos duros
  • 100 gr. de Jamón ibérico en virutas.

  • Elaboración: Ponemos en el vaso de la batidora los dientes de ajo, los tomates cortados en cuartos, la sal y trituramos. Añadimos la miga de pan que previamente habremos remojado, el vinagre y añadimos a la batidora (nuevamente trituramos hasta que la mezcla quede muy, muy fina).

    Finalmente vamos añadiendo poco a poco el aceite con la batidora encendida, hasta que obtengamos una mezcla fina y homogénea.

    Verter el salmorejo en una fuente y reservar en la nevera, hasta el momento de servir. En ese momento pondremos por encima el huevo duro picado, las virutas de jamón y un chorro de aceite de oliva virgen extra.