20 de septiembre de 2018

Tzatziki griego. La salsa griega por excelencia

Tzatziki griego o dicho de forma vulgar “salsiki” es una salsa presente tanto en la gastronomía griega como en la turca e incluso en la iraní. Muy empleada en los mezedes o aperitivos.

Los homólogos del tzatziki griego son el Djadjik en Irán, Cacik en Turquía, Tarator en Bulgaria y Kheere ka Raita en La India.

El tzatziki es una receta muy fresca, sabrosa y muy sencilla de elaborar que acompaña prácticamente a cualquier plato (carnes, pescados o verduras).

Es una crema suave con cierto toque ácido que le aporta el limón, de textura untuosa por el yogur y muy fresca por el aporte del pepino y la menta. Siempre se sirve fría.

  • 2 yogures griegos (250 g)
  • 50 g de pepino
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Una rama de menta fresca y picada
  • Un diente de ajo
  • El zumo de medio limón
  • Pelamos el ajo, cortarlos por la mitad, y quitar la simiente. Después lo ponemos en un mortero le añadimos sal y un toque de pimienta antes de machacarlo. Ponemos los yogures en un cuenco amplio. No hace falta que pele el pepino, córtelo longitudinalmente por la mitad, y luego vuelva a realizar un corte en la misma dirección por la mitad. Quedarán cuatro bastones en forma de barca. Ahora utilize una cuchara para eliminar las semillas del centro. Después procede a rallar estos bastones hasta llegar a la piel. Añada el ajo, el pepino rallado, el zumo del limón, el aove y la menta fresca picada al bol del yogur y mezcla bien. Compruebe si necesitas rectificar de sal o pimienta y sirva bien frío