La marca número uno de aceite de oliva del mundo

Bertolli

En 1865, en la ciudad italiana de Lucca, la familia Bertolli abrió una pequeña tienda en la que vendían quesos, vinos, aceite y otros productos de la región. Diez años más tarde, Francesco Bertollí fundó el Banco de Cambio Bertolli, una entidad bancaria que concedía créditos a los emigrantes italianos que se marchaban a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Precisamente, fueron estos emigrantes los que, al añorar el sabor de ese aceite de oliva que tanto les recordaba a sus orígenes y tradiciones, comenzaron a escribir al señor Bertolli pidiéndole que les enviara aceite a sus nuevos hogares americanos. Así, Bertolli se convirtió en una marca pionera en la exportación de aceite a EE.UU y otros países. Actualmente, Bertolli es la marca número uno de aceite de oliva del mundo.

Siglos de maestría

Carapelli

En 1893 el matrimonio formado por Cesira y Costantino Carapelli decidió crear su propia marca de aceite de oliva. Comenzó así la gran aventura de una marca. Con una fuerte personalidad toscana, fue la compañía pionera en crear el concepto de virgen extra y una de las primeras en obtener certificados independientes de calidad. Su maestría artesanal, demostrada a lo largo de más de 125 años de Historia, es la que ha permido a la marca posicionarse como “Expertos en el Aceite de Oliva Virgen Extra”. Representa el genio florentino y los valores del Renacimiento italiano, reflejados en su nuevo envase, una botella diseñada por un afamado artista italiano. Su respeto por la naturaleza y la tradición, junto a su obsesión por la calidad y el arte, han consolidado aún más su situación en el segmento Premium.

una marca con historia, una marca de toda la vida

Carbonell

Desde hace más de 150 años, Carbonell está presente en las cocinas de millones de familias de todo el mundo. Pero lo más importante es que, después de tantos años, sigue siendo fiel la filosofía de su fundador, Antonio Carbonell y Llacer, que en 1866 llegó a Córdoba para hacer realidad un sueño: crear una marca de aceite de oliva que fuese un referente de calidad y sabor. Hoy en día Carbonell es un icono de la alimentación en España y se ha convertido en una verdadera embajadora de la dieta mediterránea en todo el mundo. Sus aceites de oliva, junto a su amplia gama de vinagres y aceitunas, representan el auténtico “sabor de casa”, el de las recetas de toda la vida, sinónimos de salud y tradición.

Otras marcas
de aceite