Español

22 Abril 2022

5 minutos de lectura

Aceite de oliva para el cabello: potenciales ventajas y algunas precauciones

Sus saludables componentes parecen ideales para el cuidado del cabello, pero la palabra clave es «cuidado».

En un artículo publicado a finales del año pasado en el sitio web estadounidense Insider.com, que destaca tanto por su exhaustividad como por su cautela ante las afirmaciones no probadas, la escritora Erin Heger esbozaba los múltiples beneficios percibidos y probables del aceite de oliva para el cuidado del cabello.

El artículo -revisado minuciosamente por la Dra. Debra Jaliman, dermatóloga titulada- se centraba en el rico contenido del aceite de oliva en ingredientes hidratantes como el escualeno y los ácidos oleico y esteárico.

«La ciencia es limitada hasta ahora», escribió Heger, pero hay «muchas pruebas anecdóticas que apoyan los beneficios del aceite de oliva para la belleza del cabello».

«La creencia de que el aceite de oliva es bueno para el cabello proviene de sus componentes, en particular los ácidos oleico y esteárico. Estos ácidos grasos no sólo ofrecen beneficios para la salud cuando se consumen, sino que también pueden ofrecer beneficios cosméticos para el cabello cuando se aplican de forma tópica.»

El ácido oleico es un emoliente con propiedades suavizantes e hidratantes. (Un emoliente cubre la piel con una barrera protectora para ayudar a sellar la humedad). Se cree que el alto contenido de ácido oleico del aceite de oliva penetra en el tallo del cabello para restaurar la humedad, según cita Heger a Fabio Scalia, un cosmetólogo titulado que posee una serie de salones de belleza a su nombre.

El escualeno es otro tipo de emoliente muy popular en los productos para el cuidado de la piel por su capacidad para hidratarla.

En cuanto a la hidratación, «la composición química del aceite de oliva muestra un potencial efecto hidratante cuando se aplica al cabello o a la piel».

En cuanto a la prevención de las puntas abiertas, esas mismas propiedades hidratantes «pueden ayudar a fortalecer el cabello y aumentar su elasticidad, ayudando a prevenir la rotura o las puntas abiertas». Sin embargo, Scalia advierte que el aceite de oliva no puede reparar las puntas abiertas una vez que se producen.

«Aunque el aceite de oliva puede ayudar a suavizar el cabello y mantenerlo sano, la mejor manera de tratar las puntas abiertas es cortárselas con regularidad para eliminar cualquier rotura», afirma el artículo.

Muchas personas afirman que el aceite de oliva hace que el cabello crezca más rápido, pero los datos al respecto son limitados, según Patrick Zito, de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

Heger escribió: «Un estudio de 2015 encontró que un componente del aceite de oliva conocido como oleuropeína sí tiene un impacto en el ciclo de crecimiento del cabello en ratones, pero aún no se han realizado estudios similares en humanos.»

Y, citando a Karan Lal, de la Sociedad de Dermatología Pediátrica, «muchos factores individuales, como la dieta, la genética y las hormonas, pueden influir en el crecimiento del cabello, por lo que es difícil estudiar los efectos directos del aceite de oliva en el crecimiento del cabello en los seres humanos.»

Aun así, el aceite de oliva contiene vitamina E, que puede ayudar a suavizar el cabello y reducir el encrespamiento, dando la apariencia de crecimiento del cabello, señaló Scalia. «Los efectos antioxidantes de la vitamina E también pueden favorecer la salud del cuero cabelludo, lo que podría promover el crecimiento del cabello, pero se necesitan más investigaciones», añadió Heger.

En cuanto a los posibles riesgos del uso del aceite de oliva en el cabello, citó a Lal, quien advirtió que «también puede ser una opción arriesgada según el tipo de cabello».

Scalia recomendó el aceite de oliva «para las personas con cabello rizado, grueso y áspero, más propenso al encrespamiento y la sequedad». El aceite de oliva aplicado al cabello fino o liso, por el contrario, podría apelmazarlo y hacerlo sentir graso.»

Tampoco debes usar aceite de oliva en tu cabello si tienes caspa, dijo Zito. Esto se debe a que el aceite de oliva favorece el crecimiento de la levadura que causa la caspa.

El aceite de oliva «puede empeorar la afección como si se echara queroseno al fuego», destacó. «Cuanto más a menudo se aplique, mayor será la posibilidad de agravar la afección».

Heger se refirió entonces a la afirmación de que el aceite de oliva puede proteger el cabello contra los daños causados por las herramientas de peinado con calor, pero Zito señaló que el aceite de oliva virgen extra tiene un punto de humeo de 320°F (160°C), mientras que muchas planchas, varillas y rizadores alcanzan temperaturas mucho más altas.

«A [320°], el aceite empieza a humear, a producir vapores y a crear radicales libres» que pueden dañar el cabello, dijo Zito.

Lal recomienda aplicar aceite de oliva virgen extra prensado en frío en las puntas del cabello, no en el cuero cabelludo. La cantidad exacta de aceite de oliva que se necesita varía de una persona a otra, añadió Scalia, pero no hace falta mucha cantidad, sólo la suficiente para trabajarla desde la mitad del cabello hasta las puntas.

El aceite de oliva también puede ser difícil de eliminar, por lo que Scalia aconseja utilizarlo antes del champú como tratamiento hidratante. Hay que dejarlo actuar durante unos 15 minutos y, a continuación, lavarlo con un champú clarificador y un acondicionador reponedor. Lal recomienda hacerlo una o dos veces por semana.