Español

24 Febrero 2022

5 minutos de lectura

Los hechos hablan más que las palabras

Estrategia Global de Sostenibilidad 2030
La sostenibilidad es algo más que una estrategia: también se trata de actuar sobre el terreno, como describe Nuria Yáñez González, miembro destacado de uno de los principales proveedores de Deoleo en España.

Nuria es la directora técnica de las almazaras de la Asociación Subbética (AS). AS es una sociedad cooperativa andaluza que emplea a 140 trabajadores, que representan a 13 subcooperativas. Los miembros de estas cooperativas son agricultores individuales; AS representa por tanto a unos 6.500 agricultores. Las 13 cooperativas venden el aceite producido de sus aceitunas a través del Grupo Almaliva, una empresa con más de 60 años de experiencia en el sector en la provincia de Córdoba, España.

¿Cómo ha apoyado Deoleo a los agricultores y sus empresas con AS?

Hemos seguido el Protocolo de Sostenibilidad de Deoleo durante los últimos tres años. En ese tiempo, Deoleo ha dado visibilidad a nuestros agricultores; mostrando su duro trabajo y dedicación. Las 13 cooperativas representadas por AS están certificadas, y se introducen mejoras cuando es necesario. Los agricultores son conscientes del compromiso de Deoleo con ellos y se sienten reconocidos gracias a la exitosa aplicación del Protocolo.

En apoyo de las comunidades locales, también participamos en el proyecto «Save the Good Oil» de Deoleo. Junto con 14 cooperativas, buscamos aumentar la atención sobre el trabajo de los agricultores y las almazaras de Córdoba y Granada para promover prácticas sostenibles.

¿En qué aspectos sociales se ha centrado específicamente AS?

Muchos de nuestros miembros trabajan en olivares tradicionales, y los agricultores dan prioridad a la protección de sus cultivos autóctonos, a la pasión de toda la comunidad y a la calidad de su aceite. En un proyecto, nos centramos en la protección de la variedad Picudo: por cada hijo de un miembro de AS, plantamos un olivo Picudo.

Con personas muy mayores en nuestro colectivo, es importante que planifiquemos el futuro. Queremos ayudarles creando un banco de tiempo para luchar contra la soledad. También estamos trabajando para apoyar el relevo generacional de los agricultores.

En cuanto a la implicación con la comunidad, hemos trabajado en proyectos solidarios, como «Botellas con alma»: por cada botella de aceite de oliva vendida, un porcentaje del precio financia la investigación para encontrar una cura para la leucemia infantil.

¿De qué manera ofrece Deoleo apoyo para ayudar a mejorar o garantizar la calidad?

Deoleo nos ha abierto la mente, motivándonos a mejorar aún más. Sin el Protocolo de Sostenibilidad, no habríamos hecho estos cambios. Deoleo nos anima a mejorar, asegurando que somos rigurosos en nuestro enfoque para conseguir mejores resultados.

Una de las áreas clave de Deoleo es la calidad, y han querido ayudarnos proporcionando una guía de control de calidad y solicitando inversiones en instalaciones. Históricamente, las cooperativas más pequeñas han tenido dificultades para adaptarse, ya que éstas representan una inversión importante. Gracias a Deoleo, incluso las cooperativas más pequeñas están realizando cambios para garantizar un aceite de oliva de calidad.

¿Cómo ha ayudado Deoleo a que AS se centre más en la protección del medio ambiente?

Antes de trabajar con Deoleo nuestros esfuerzos no estaban tan bien planificados. Las prácticas sostenibles no eran comunes entre nuestros miembros, pero, gracias a Deoleo, más agricultores utilizan ahora métodos regenerativos que trabajan en armonía con el medio ambiente y reducen las contribuciones al cambio climático.

Durante el primer año de nuestra asociación, Deoleo nos ayudó a trazar nuestras ideas, y ahora hemos desarrollado objetivos anuales para mantenernos en el camino. Por ejemplo, en las zonas de escasa vegetación del campo, las explotaciones deben tener una cubierta vegetal en al menos el 5% de sus cultivos para proteger el suelo de la erosión y potenciar la biodiversidad.

En las sesiones de formación que impartimos a los agricultores con Deoleo, se explica el Protocolo y los beneficios de cuidar la tierra con mentalidad de sostenibilidad. El suelo es el corazón del olivo: si cuidas el suelo, obtendrás mejores aceitunas. También nos centramos en la agricultura ecológica e integrada, y contratamos a técnicos para que nos ayuden en la transición a un enfoque de mejores prácticas.

Como estamos en una zona seca, es importante crear planes de riego. Por ejemplo, utilizando el agua restante de los embalses municipales, regaremos 129 hectáreas a las que actualmente es difícil llegar.

Nuestros socios han sufrido dos incendios esta temporada, con 300 hectáreas quemadas. Las tierras bien mantenidas representan un menor riesgo de incendio, por lo que hemos introducido el pastoreo de animales como caballos, ovejas y vacas como medida de control de incendios.

Estas situaciones son más difíciles de gestionar en las zonas más remotas del campo. Algunas cooperativas ya han plantado más vegetación en sus campos. Estamos animando a los agricultores a que instalen cajas nido, hoteles para insectos, colmenas y estanques de proliferación de anfibios para seguir apoyando la biodiversidad.